Gracias a la investigación pionera y los esfuerzos de despenalización, la terapia con psilocibina se está convirtiendo en un tratamiento válido para ciertos trastornos mentales. Para aquellos que buscan tratamientos alternativos y efectivos, la psilocibina puede ser una opción revolucionaria.

¿QUÉ ES LA TERAPIA CON PSILOCIBINA?

La terapia con psilocibina, o terapia asistida por psilocibina, se refiere a cualquier tipo de tratamiento profesional por parte de un terapeuta que usa psilocibina (el ingrediente activo de los hongos magicos) en su tratamiento. Los enfoques de la terapia pueden diferir según el terapeuta, pero en su mayoría están estructurados de la misma manera.

Después de una fase de evaluación preliminar para determinar la adecuación del paciente al tratamiento. El terapeuta discutirá los problemas, intenciones y objetivos del paciente, en un esfuerzo por enmarcar la experiencia y preparar al paciente para su sesión.

Una vez que comienza la sesión real, el terapeuta da un paso atrás, dejando que el paciente y la psilocibina hagan el trabajo. Estas sesiones generalmente se llevan a cabo en un entorno cómodo, seguro y relajado, con el paciente sentado o acostado.

La idea es crear un entorno con el estímulo suficiente para fomentar el pensamiento libre, sin ser demasiado dominante, dejando que el paciente comprenda la raíz de su problema, luego el terapeuta ayudará a que el paciente se empodere y pueda hacer los cambios necesarios en su estilo de vida.

¿CÓMO FUNCIONA LA TERAPIA CON PSILOCIBINA?

En su mayor parte, los estudios de terapia con psilocibina se han basado en autoinformes de los pacientes. Sin embargo, en un estudio publicado en 2017, un grupo de científicos investigó más profundamente los mecanismos detrás de la psilocibina y cómo afecta a los pacientes con depresión resistente al tratamiento.

Los investigadores utilizaron tecnología de resonancia magnética para escanear el flujo sanguíneo cerebral y la actividad cerebral antes y después de tomar psilocibina. Después del tratamiento, todos los pacientes vieron una disminución en sus síntomas y estado de ánimo depresivos después de una semana, y casi la mitad de ellos se mantuvieron sin síntomas¨.

Al combinar estos impresionantes resultados con los escáneres cerebrales de los pacientes, los investigadores encontraron una correlación: el flujo sanguíneo se había reducido en áreas neuronales que manejan las respuestas emocionales, el estrés, el miedo y los sesgos cognitivos.

Estos hallazgos son consistentes con otros escáneres cerebrales psicodélicos y los cambios que han mostrado en la red de modo predeterminado. Los investigadores propusieron un “mecanismo terapéutico de reinicio” que permitía a los pacientes superar su depresión o estado de ánimo disfuncional.

Los estudios que han examinado la psilocibina condujeron a hallazgos prometedores.

¿QUÉ PUEDE TRATAR LA TERAPIA CON PSILOCIBINA?

La mayor parte de la investigación sobre la terapia con psilocibina ha examinado la depresión y la ansiedad, pero la psilocibina también ha demostrado el potencial para tratar otros trastornos mentales como la adicción, el trastorno de estrés postraumático y los dolores de cabeza en racimo (migraña), etcétera.

También se propone que los psicodélicos tienen el potencial de atenuar o incluso resolver la autoinmunidad, enfermedades como la artritis reumatoide, colitis, tiroiditis de Hashimoto, lupus eritematoso sistémico, entre otras. Los psicodélicos actúan en los orígenes psicosomáticos de las enfermedades crónicas, disminuyen las respuestas de estrés crónico desadaptativo, las vías inflamatorias, la modulación inmune del equilibrio T helper y las poblaciones de microbios entéricos (microbioma)

Si seguimos la hipótesis del mecanismo de “reinicio”, podemos pintar una imagen mejor de cómo puede funcionar la terapia con psilocibina. Al tomar psilocibina en un entorno terapéutico, podemos separarnos de nuestro estado predeterminado, que a menudo es incoherente y esclavizador. 

A diferencia de muchos tratamientos existentes, la terapia con psilocibina se produce en una sola sesión o en una serie de sesiones, y es posible que no necesite un uso continuo. A partir de una única y poderosa experiencia, la psilocibina puede ofrecer resultados duraderos.

Incluso para aquellos sin trastornos mentales, la terapia con psilocibina puede ser útil como un refresco ocasional para el desarrollo espiritual y el desarrollo personal orientado a encontrar su propósito de vida.

¿PUEDO PROBAR LA TERAPIA CON PSILOCIBINA POR MI CUENTA?

Si está interesado en probar la terapia con psilocibina por su cuenta, hay varias cosas que debe considerar: legalidad, seguridad y eficacia.

Se recomienda encarecidamente encontrar un coach o alguien que le ayude a facilitar su experiencia y lo mantenga seguro. El uso de psilocibina sola, especialmente si está intentando tratar algún trastorno mental, puede resultar en angustia e incluso peligro si no está preparado adecuadamente.

Finalmente, puede ser difícil igualar la eficacia de un centro de retiro de psilocibina dedicado por su cuenta; estos centros generalmente emplean a varios miembros del personal y expertos que están capacitados para maximizar el potencial terapéutico de su experiencia con la psilocibina.

Si bien el objetivo final es dejar que la psilocibina haga el trabajo, la terapia con psilocibina será más efectiva cuando la instalen y faciliten personas experimentadas.

EL FUTURO DE LA TERAPIA CON PSILOCIBINA

Nunca ha habido un mejor momento para la terapia con psilocibina. Los centros de retiro están ganando popularidad, más ciudades están despenalizando la psilocibina y la FDA aprobó recientemente ensayos clínicos para la psilocibina.

Se necesita mucha más investigación antes de que podamos hacer afirmaciones definitivas sobre el poder de la terapia con psilocibina, pero ya hay algunos estudios y mucha evidencia anecdótica que puede dar fe del potencial de la psilocibina para tratar la ansiedad, la depresión y otros trastornos mentales.

A medida que los gobiernos y las personas abran su mente a la psilocibina y los psicodélicos en general, es posible que pronto marquemos el comienzo de una revolución en la salud mental y el bienestar.