El exclusivo aroma penetrante del cannabis es inconfundible: la mayoría de las personas pueden olerlo incluso antes de verlo. Los terpenos, compuestos aromáticos que determinan el aroma de muchas flores y hierbas, otorgan al cannabis su olor distintivo y contribuyen a su sabor. 

El cannabis contiene más de 150 tipos de terpenos. Aunque la mayoría de los terpenos están presentes en cantidades mínimas, los más prominentes se unen para dar a las diversas variedades de cannabis sus característicos perfiles aromáticos. La combinación de terpenos en Sour Diesel te habla de su carácter acre y gaseoso, mientras que Cherry Pie evoca el agradable aroma del pastel de cerezas agridulces recién salido del horno.

Más allá de proporcionar al cannabis su ramo único de aromas, los terpenos también tienen diversas funciones en la planta y pueden producir una variedad de efectos terapéuticos y que alteran el estado de ánimo en los consumidores de cannabis. 

¿De dónde vienen los terpenos?

Los terpenos son compuestos naturales que se encuentran en los tricomas de las plantas de cannabis hembra. Los tricomas son glándulas pegajosas y translúcidas que cubren la superficie de los cogollos y, en cantidades mucho más pequeñas, las hojas y los tallos. Críticamente, los tricomas contienen glándulas de resina que producen terpenos.

Los terpenos juegan un papel integral en el crecimiento y la supervivencia de una planta de cannabis. Además de producir aromas característicos, estos compuestos orgánicos también enriquecen el color y la pigmentación de las hojas y los cogollos, y contribuyen al sabor del cannabis. En resumen, los terpenos ayudan a mejorar el atractivo de la planta para algunas criaturas, mientras disuaden a otras que pueden causar daño.

Ciertos terpenos como el geraniol, por ejemplo, repelen a los insectos o herbívoros que podrían tener la tentación de picar cannabis. Otros terpenos, como el terpinoleno y el linalool, atraen insectos y otras criaturas pequeñas que pueden ayudar a esparcir el polen. Estos compuestos aromáticos respaldan el sistema inmunitario de la planta transmitiendo información sobre el entorno circundante, protegiendo a las plantas de factores estresantes y patógenos y ayudando a desencadenar respuestas inmunitarias.

Una serie de variables puede afectar la cantidad de terpenos que produce una planta de cannabis. Factores como si la planta se cultiva al aire libre o en el interior, la exposición a la luz, la temperatura, ciertos medios de cultivo, los niveles de nutrientes y el momento de la cosecha pueden influir en los niveles de terpenos. 

Muchos terpenos son compuestos volátiles, lo que significa que se pierden fácilmente durante los procesos estándar de extracción de cannabis. Sin embargo, la creciente concienciación sobre el valor terapéutico de los terpenos está dando lugar a métodos de extracción más sensibles, como la resina viva (Dab).

La resina viva está hecha de plantas de cannabis congeladas frescas y mantiene temperaturas bajo cero durante todo el proceso de extracción para proteger los terpenos y otros compuestos volátiles en la planta, lo que lleva a una experiencia de cannabis más aromáticamente compleja y sabrosa.

¿Cómo afectan los terpenos al cuerpo?

El conocimiento de las propiedades aromáticas de los terpenos no es nuevo. Los humanos han aprovechado durante mucho tiempo los aromas vibrantes asociados con los terpenos para formular aceites esenciales para prácticas como la aromaterapia. 

Por ejemplo, cualquiera que se haya aplicado aceite de lavanda, que contiene linalool, detrás de las orejas sabe que potencialmente puede ayudarlo a relajarse. Del mismo modo, los terpenos en ciertas variedades de cannabis pueden aumentar sus efectos.

Sin embargo, los efectos de los terpenos parecen extenderse más allá de los beneficios para sentirse bien y aliviar el estrés. Los terpenos también se han identificado como una nueva frontera en la medicina cannábica. Hasta hace poco, la atención se ha centrado casi exclusivamente en las cualidades terapéuticas de los cannabinoides, como el THC y el CBD, pero a medida que nuestra comprensión de los terpenos se vuelve más sofisticada, se hace evidente que estos compuestos aromáticos también son potencias medicinales. 

Todos los terpenos cuentan con combinaciones únicas de propiedades terapéuticas. Como era de esperar, algunos de los efectos que los terpenos tienen en los humanos evocan su función en el cannabis y otras plantas, como ayudar a combatir microbios y patógenos no deseados. 

Los beneficios medicinales de los terpenos

Los estudios preclínicos en animales y los estudios in vitro (en tubos de ensayo) han identificado una variedad de beneficios terapéuticos asociados con los terpenos. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la investigación de terpenos está en sus inicios y no se ha realizado ampliamente en humanos. Es necesario realizar más investigaciones para solidificar nuestra comprensión de estos compuestos.

Antivírico 

Los investigadores siempre están a la caza de nuevos compuestos antivirales. Muchos terpenos podrían mostrar fuertes habilidades para ayudar a matar virus, incluidos alfa y beta-pineno, cariofileno, alcanfor y carvona.

Cáncer 

El aumento de las tasas en muchas formas de cáncer está impulsando la búsqueda de compuestos que puedan ayudar a suprimirlo. Algunos terpenos, incluidos los que se encuentran en el cannabis, pueden exhibir actividad anticancerígena, lo que ayuda a inhibir la actividad o el crecimiento de las células cancerosas. 

El limoneno podría representar un agente anticancerígeno y antitumoral particularmente notable , junto con otros terpenos como el pineno, el alcanfor, el terpineno y el beta-mirceno. Un posible beneficio único de los terpenos es que es poco probable que afecten a las células sanas o causen efectos secundarios, algo importante para los tratamientos contra el cáncer.

Antidepresivo

El veinticinco por ciento de los medicamentos antidepresivos se formulan con extractos de hierbas que contienen terpenos. El linalool y el beta-pineno son comunes entre muchos extractos de plantas que se usan en la medicación antidepresiva.

Antimicrobiano

Una amplia gama de terpenos puede mostrar actividad antimicrobiana, o la capacidad de detener un microorganismo dañino en su camino. Los terpenos que pueden ayudar a matar o detener la progresión de los microorganismos incluyen alfa-bisabolol, geraniol, mentol, eucaliptol y terpinoleno.

Alivio del dolor

Los investigadores han descubierto que algunos terpenos del cannabis pueden imitar a los cannabinoides creando un efecto analgésico. En un estudio de 2021 que combinó terpenos y cannabinoides, los efectos analgésicos se amplificaron sin aumentar los efectos secundarios negativos. Esta interacción podría indicar el efecto séquito (más abajo).

Los terpenos que pueden promover la actividad analgésica incluyen humuleno, geraniol, linalol y β-pineno. Curiosamente, el estudio anterior también encontró que estos terpenos activan los receptores CB1 del cuerpo, que forman parte del sistema endocannabinoide e influyen en la percepción del dolor. 

¿Cómo pueden contribuir los terpenos a los efectos del cannabis?

La evidencia emergente sugiere que todos los compuestos vegetales del cannabis funcionan juntos de forma sinérgica; esto se conoce como el efecto séquito y se puede considerar como: La totalidad de todos los compuestos presentes en el cannabis están más juntos que la suma de sus partes. En otras palabras, se produce una sinergia especial de toda la planta cuando los cannabinoides y los terpenos se consumen juntos, y no solos.

Por ejemplo, los terpenos parecen influir en los efectos del THC y el CBD en el cuerpo. En una revisión de 2018 de personas con epilepsia, quienes tomaron extracto de CBD de espectro completo, incluidos cannabinoides y terpenos, experimentaron mejores síntomas y menos efectos secundarios que quienes tomaron CBD aislado, que solo contenía cannabinoides. El extracto de cannabis de espectro completo es un medicamento de toda la planta que contiene cannabinoides, terpenos y otros compuestos que están presentes en la planta. 

Los investigadores también encontraron que el extracto de CBD de espectro completo era cuatro veces más potente que el aislado de CBD, lo que significa que los pacientes podían tomar una dosis significativamente más baja, y lo atribuyeron a la sinergia terapéutica de los cannabinoides y otros compuestos, como los terpenos.

Investigaciones más recientes han encontrado que los terpenos aumentan la actividad de los cannabinoides, pero se necesitaban altas concentraciones de terpenos para ver esta mejora.

Es vital reconocer que aún se desconoce mucho sobre los terpenos y sus interacciones con otros terpenos, cannabinoides y flavonoides presentes en el cannabis. Además, la mayoría de las investigaciones que tenemos se basan en modelos animales o de probeta. 

No obstante, el creciente interés clínico en estos compuestos aromáticos está generando algunos hallazgos fascinantes. Es probable que en los próximos años se desarrolle una comprensión más sofisticada de los terpenos y de cómo se comportan tanto individualmente como sinérgicamente.

Los tres terpenos principales que se encuentran en el cannabis

El terpinoleno se encuentra en las lilas, la nuez moscada, el comino y las manzanas.

Como se mencionó anteriormente, hay una asombrosa variedad de terpenos presentes en el cannabis, más de 150 tipos diferentes, para ser exactos. Si bien muchos de estos ocurren en concentraciones demasiado bajas para ser detectados, algunos tienen una presencia más fuerte. 

Aquí está la verdad sobre tres terpenos que son los más predominantes en el cannabis.

Mirceno

La mayoría de los cultivares de cannabis son dominantes en mirceno o cariofileno. Se ha descrito que el mirceno, un terpeno que también predomina en el lúpulo y la hierba de limón, brinda notas aromáticas que son herbáceas, especiadas, terrosas y almizcladas. Myrcene le da al cannabis un perfil de sabor ligeramente dulce, también se encuentra en los mangos.

Además de contribuir al aroma característico del cannabis, el mirceno también puede tener efectos antiinflamatorios. Un estudio de 2015 en células cultivadas indica que el mirceno puede reducir eficazmente la inflamación asociada con la osteoartritis. 

El terpeno también pareció ayudar a prevenir la descomposición de las células del cartílago, ralentizar la progresión de la osteoartritis y disminuir la producción de ciertas células inflamatorias producidas por el cuerpo. Myrcene podría aprovecharse potencialmente para ayudar a aliviar las enfermedades antiinflamatorias y sus síntomas en el futuro.

Cariofileno

El cariofileno, también conocido como beta-cariofileno o β-cariofileno, le da un toque picante a algunas variedades de cannabis. El cariofileno también se encuentra en otras plantas como el clavo, el romero, el orégano y la pimienta negra. Si detecta alguno de estos olores cuando huele una determinada variedad de cannabis, es probable que se deba a que contiene cariofileno. 

El cariofileno es el único terpeno conocido que se encuentra en el cannabis que puede unirse al receptor CB2 en el sistema endocannabinoide, que se encuentra en el sistema inmunitario del cuerpo. Gracias a esta acción única, el cariofileno a veces también se clasifica como un cannabinoide atípico. 

La investigación sobre las acciones terapéuticas del cariofileno muestra que tiene potencial para aliviar los síntomas en diversas afecciones, como colitis, diabetes, isquemia cerebral, ansiedad y depresión, fibrosis hepática y enfermedades similares al Alzheimer. 

La investigación futura sugiere que la actividad del cariofileno en el receptor CB2 podría aprovecharse para ayudar a tratar afecciones que van acompañadas de síntomas inflamatorios.

Limoneno

Aromas limpios, frescos y estimulantes de cítricos: el nombre de limoneno es un claro indicativo de los aromas asociados con este terpeno. El limoneno se encuentra en las cáscaras de los cítricos y el jengibre, y el terpeno también predomina en muchas variedades de cannabis que tienen un aroma afrutado y fresco, como Papaya Punch o Black Cherry Soda. 

El limoneno parece alterar la forma en que se comportan ciertas células inmunitarias en el cuerpo, lo que puede proteger al cuerpo de una variedad de trastornos. En un estudio, el limoneno ayudó a aumentar la producción de células productoras de anticuerpos en el bazo y la médula ósea, que el sistema inmunitario utiliza para identificar y neutralizar bacterias y virus patógenos. 

Los investigadores también han planteado recientemente la idea de que el perfil terapéutico único del limoneno podría ser útil en los tratamientos para el covid-19.