Hay muchos misterios en torno a los hongos psicodélicos (también conocidos como hongos de psilocibina o hongos mágicos). Una de las preguntas más críticas es muy básica; ¿Qué compuestos contienen estos hongos? Históricamente, la psilocibina (el compuesto más abundante) ha recibido gran parte de la atención. La psilocibina es una prodroga que el cuerpo metaboliza a psilocina, el compuesto que actúa en el receptor de serotonina 5-HT 2A para producir el efecto psicodélico.

A lo largo de los años, los investigadores han identificado otros compuestos en los hongos mágicos, como la psilocina, la baeocistina, la norbaeocistina y la aeruginascina. Ahora, con el renovado interés en los posibles usos terapéuticos de los psicodélicos, los científicos están revisando los hongos mágicos a un nivel fundamental: descubrir qué compuestos contienen.

Un estudio encuentra compuestos de ß-carbolina en hongos mágicos

Científicos alemanes han identificado nuevos compuestos en cuatro especies de hongos mágicos y han estudiado sus funciones en las vías biosintéticas que utilizan los hongos. Los investigadores aislaron los conocidos compuestos de hongos mágicos psilocibina, psilocina, baeocistina, norbaeocistina y norpsilocina. Los nuevos compuestos que aislaron pertenecen a una familia de sustancias químicas conocidas como ß-carbolinas.

Las ß-carbolinas son compuestos alcaloides naturales. Son más comúnmente conocidos como componentes de la bebida psicotrópica ayahuasca. Los ejemplos de ß-carbolinas incluyen harmine, harmane y harmaline (ß-carboline es también otro nombre para el compuesto norharmane).

Gran parte del efecto de la ayahuasca se debe a la capacidad de las ß-carbolinas para inhibir las enzimas MAO (monoaminooxidasa). Esta inhibición hace posible que el compuesto psicodélico DMT (dimetiltriptamina, otro compuesto de la ayahuasca) salga del sistema digestivo y entre en circulación.

Las ß-carbolinas tienen algunos efectos psicotrópicos por sí mismas. Aún así, sin su capacidad para inhibir las enzimas MAO, los efectos completos de la ayahuasca no se realizan. Las ß-carbolinas también inhiben la absorción de serotonina, dopamina, epinefrina y norepinefrina a través de la inhibición competitiva de los receptores 4,5 (tenga en cuenta que las interacciones entre una enzima y una molécula son diferentes de cómo un modulador alostérico interactúa con una molécula).

Desde el punto de vista de la enfermedad, se sabe que las ß-carbolinas desempeñan un papel en el desarrollo del temblor esencial (sacudidas incontroladas) y se han implicado en la enfermedad de Parkinson. 6

Los hongos mágicos sintetizan varias ß-carbolinas

Usando espectroscopía de RMN (resonancia magnética nuclear) 1D y 2D, Felix Blei y un equipo de investigadores analizaron extractos de Psilocybe cubensis, P. mexicana, P. cyanescens y P. semilanceata. Identificaron estas ß-carbolinas en los extractos: Cordysinin C, Cordysinin D, Harmane, Harmol, Norharmane y Perlolyrine. La Figura 1 muestra sus estructuras químicas. Estos compuestos se han aislado previamente de hongos y plantas en géneros como Cordyceps, Peganum y Banisteriopsis.

Figura 1: Las estructuras químicas de los compuestos de beta-carbolina recientemente descubiertos en algunas especies de hongos mágicos.

Como parte de este estudio, los investigadores utilizaron el etiquetado de isótopos estables con  13 C 11 -L-triptófano para demostrar que las ß-carbolinas eran productos biosintéticos de la especie Psilocybe. Esto significa que las ß-carbolinas en los hongos mágicos pueden contribuir al efecto séquito junto con los compuestos conocidos. Como dicen los investigadores,

Concluimos que los hongos Psilocybe producen un conjunto de metabolitos sinérgicos similares a los de la ayahuasca y potencialmente similares que pueden afectar el inicio y la duración de sus efectos. 

Además, utilizando MALDI-MS (espectroscopia de masas de ionización/desorción láser asistida por matriz), los investigadores demostraron que las ß-carbolinas se acumulaban en los vértices de las hifas (los bordes exteriores del micelio).

Los efectos de las setas mágicas frente a las moléculas individuales

El Blei et al. paper es un paso pionero en el estudio de la química y la variabilidad de los compuestos de las setas mágicas. Este trabajo destaca la complejidad química de los compuestos naturales. Ayuda a comprender que ingerir hongos mágicos es muy diferente de tomar psilocibina pura (o cualquier otro compuesto aislado de los hongos mágicos). La farmacología de los hongos es diferente a la de los compuestos individuales y comprender esto es fundamental para optimizar los efectos de las formulaciones de compuestos de hongos mágicos.

Como suele ser el caso con los descubrimientos científicos, los resultados de este estudio responden algunas preguntas, pero también plantean más. La presencia y los efectos conocidos de los compuestos de ß-carbolina en las especies de Psilocybe que estudiaron muestran el efecto séquito en los hongos mágicos bajo una nueva luz. Los autores del estudio lo resumen bien diciendo:

Por lo tanto, se justifica la investigación farmacológica futura para determinar en qué medida las β-carbolinas de Psilocybe contribuyen a los efectos psicotrópicos reales de los hongos mágicos.

En una entrevista reciente, Paul Stamets, el mundialmente famoso experto en hongos mágicos, le dijo a Joe Rogan:

…mirando la forma natural de estos hongos, estandarizados a psilocibina en una cierta concentración frente a la molécula pura, creo que esa es la ola del futuro.

REFERENCIAS

  1. Blei F, Dörner S, Fricke J, et al. Producción simultánea de psilocibina y un cóctel de inhibidores de la β-carbolina monoamino oxidasa en hongos “mágicos”. Química: una revista europea. doi:10.1002/chem.201904363
  2. McKenna D, Callaway J, Grob C. La investigación científica de la ayahuasca. Una revisión de la investigación pasada y actual. La revisión de Heffter de la investigación psicodélica. 1998; 1:65-77.
  3. Herraiz T, González D, Ancín-Azpilicueta C, Arán VJ, Guillén H. Beta-Carboline alkaloids in Peganum harmala and inhibition of human monoamine oxidase (MAO). Alimentos Chem Toxicol. 2010;48(3):839-845. doi:10.1016/j.fct.2009.12.019
  4. Buckholtz NS, Boggan WO. Inhibición de la monoamino oxidasa en cerebro e hígado producida por β-carbolinas: relaciones estructura-actividad y especificidad de sustrato. Farmacología Bioquímica. 1977;26(21):1991-1996. doi:10.1016/0006-2952(77)90007-7
  5. Pähkla R, Rägo L, Callaway JJ, Airaksinen MM. Unión de pinolina en el transportador de 5-hidroxitriptamina: interacción competitiva con [3H] Citalopram. Farmacología y Toxicología. 1997;80(3):122-126. doi:10.1111/j.1600-0773.1997.tb00384.x
  6. Louis ED, Zheng W, Jurewicz EC, et al. Elevación de los alcaloides β-carbolínicos en sangre en el temblor esencial. Neurología. 2002;59(12):1940-1944. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4992345/ . Consultado el 20 de noviembre de 2019.
  7. Callaway JC, Brito G de S, Neves ES. Análisis fitoquímicos de Banisteriopsis caapi y Psychotria viridis. Revista de Drogas Psicoactivas. 2005;37(2):145-150. doi:10.1080/02791072.2005.10399795