La psilocibina es un milagro del mundo natural. Es una sustancia psicoactiva poderosa e intensa que se puede encontrar en cientos de especies de hongos, conocidos a veces como hongos mágicos u hongos psicodélicos. En este momento, algunos de estos hongos podrían estar creciendo en su jardín trasero.

Los hongos de psilocibina tienen una larga historia de uso tradicional, comenzando con grupos de aborígenes australianos hace  decenas de miles de años y continuando hasta  las culturas mesoamericanas cuyos descendientes todavía usan psilocibina hasta el día de hoy.

Es extraño entonces que estos hongos comunes se hayan considerado ilegales en muchos países.

Las razones detrás de la prohibición de los hongos que contienen psilocibina se remontan a la guerra contra las drogas de los años 60 y 70. Al igual que el LSD, la psilocibina se consideraba una droga alucinógena que impulsaba el movimiento contracultural de la época; o, más probablemente, como un chivo expiatorio potencial que podría utilizarse para retener el poder del gobierno sobre los grupos liberales y pacifistas.

La  Convención de Viena de 1971 fue un intento de la ONU, encabezada por Estados Unidos, de contrarrestar la creciente popularidad de las drogas psicotrópicas como el LSD, la MDMA y la psilocibina. Sugirió un sistema de programación para que se adhieran todos los países que lo acuerden, clasificando las drogas en categorías de daños y sustancias controladas. 183 países han aceptado esta convención y condujo directamente a la creación de leyes tan draconianas como la Ley de Sustancias Psicotrópicas de EE. UU.  Y la Ley de Uso Indebido de Drogas del  Reino Unido.

El área gris

La psilocibina cae en un área gris interesante aquí: la Convención de Viena fue diseñada para apuntar a la fabricación de psicotrópicos sintéticos como LSD y MDMA; sin embargo, la psilocibina es una sustancia natural. De manera similar al estatus legal de la ayahuasca psicodélica natural, el estatus legal de la psilocibina puede dejarse a la interpretación en muchos países, incluso aquellos que son parte de la Convención de Viena.

A pesar de esto, la mayoría de los países han decidido tratar la psilocibina como una droga de la lista I, imponiendo los castigos más duros posibles por su posesión y venta.

No hay ciencia ni razón detrás de la prohibición de la psilocibina; hasta el día de hoy no hay evidencia de daño por el uso ocasional y sensato de la sustancia, ya sea a corto o largo plazo. De hecho, un creciente cuerpo de evidencia sugiere que la psilocibina y otros psicodélicos podrían usarse para tratar eficazmente afecciones como la depresión y la ansiedad, entre otros problemas de salud.

Desafortunadamente, la política de drogas se basa en el prejuicio y el miedo, no en la compasión y la razón. Esto significa que en la mayoría de los países del mundo, puede ir a prisión por usar una sustancia inofensiva de origen natural para la autocuración.

Afortunadamente, hay islas de esperanza en las turbulentas aguas de la política internacional de drogas. Hemos organizado el estado legal de la psilocibina en secciones, lo que le permite ver qué países (o estados) le permitirán comprar, cultivar o consumir hongos de psilocibina.

NOTA:  Esta información está seleccionada para ser lo más precisa posible al momento de escribir este artículo, pero no debe tratarse como una “luz verde” para realizar actividades potencialmente ilegales. Consulte siempre las leyes locales.

Países donde la psilocibina es mayormente legal

Estos países han hecho que al menos alguna forma de psilocibina sea totalmente legal para poseer y consumir, y posiblemente legal para vender y transportar.

BRASIL

Aunque la psilocibina es técnicamente ilegal en Brasil, no es ilegal poseer, consumir o vender los hongos que contienen psilocibina. En Brasil, las actividades ilegales deben tener leyes específicas para abordarlas, por lo que no hay casos de arrestos relacionados con la psilocibina. Además, la ayahuasca psicodélica natural es legal para uso sacramental  en Brasil, y esta ley también puede aplicarse a los hongos de psilocibina, si se usan en un entorno sacramental.

ISLAS VÍRGENES BRITÁNICAS

La venta y el transporte de hongos psilocibina es técnicamente ilegal, pero la posesión y el consumo de psilocibina no están prohibidos. Dicho esto, muchos lugares los venderán a los turistas  sin aparentes consecuencias. Aunque algunos detalles no están claros, parece que no se meterá en problemas por beber un ‘batido de hongos’ en las Islas Vírgenes Británicas.

JAMAICA

El uso de hongos mágicos en Jamaica parece ser totalmente legal, o al menos, las autoridades hacen la vista gorda. Siempre que se comporte de manera responsable, no hay necesidad de preocuparse. Incluso puede reservar un retiro de hongos mágicos y disfrutar de sus hongos en un contexto de desarrollo espiritual.

PAÍSES BAJOS

Debido a un vacío legal en una ley diseñada para prohibir el uso de psilocibina, aún se puede comprar y consumir psilocibina en forma de “trufas mágicas”. Las trufas son solo una parte diferente del hongo, conocido como  esclerocios, que permanece inactivo y ayuda al hongo a volver a crecer después del daño. Las esporas y los kits de cultivo también son legales. Tenga en cuenta que todavía es ilegal poseer y vender muchas formas de hongos psilocibina, secos o frescos.

ECUADOR

En nuestro país la psilocibina de los hongos mágicos cae en el área gris. Por un lado es permitido el uso de hongos psilocibios en el contexto sacramental para algunos problemas de salud y por otro lado no se lo toma en cuenta para tratar enfermedades dentro de la red de atención de salud pública.

Aquí los artículos de la constitución del Ecuador que respaldan el uso ceremonial de los hongos sagrados o ¨alucinógenos¨:

La Constitución en su art. 363 numeral 4, menciona:

“una de las responsabilidades del Estado es poder garantizar las prácticas de salud ancestral y alternativa mediante el reconocimiento, respeto y promoción del uso de sus conocimientos, medicinas e instrumentos”.

El Código Orgánico de la Salud 2020, referente a la medicina Ancestral, Alternativa y terapias complementarias, en el capítulo II, art. 262, en la sección “práctica de la medicina ancestral, alternativa y terapias complementarias” se establece  que

“La Autoridad Sanitaria Nacional formulará la política pública en salud con enfoque de interculturalidad y vigilará la ejecución de planes, programas y proyectos relativos a medicina ancestral, alternativa y complementaria; y, la práctica de las mismas. Dicha Autoridad impulsará la articulación entre los distintos tipos de medicina en el Sistema Nacional de Salud. La Autoridad Sanitaria Nacional en conjunto con los actores de la medicina ancestral reconocerá y protegerá la práctica de esa medicina, respetando su cosmovisión. La medicina ancestral, alternativa y complementaria y la práctica de las mismas deberán respetar los derechos de las y los pacientes y evitar los daños a la salud individual y colectiva.” 

En el art. Art 263, referente a la Medicina Ancestral se dice

“al conjunto integrado de conocimientos, saberes y prácticas sustentados en las cosmovisiones de las nacionalidades y pueblos indígenas, pueblo afroecuatoriano y pueblo montubio del Ecuador, que se estructura y aplica con sus propios métodos y recursos de sanación para lograr la armonización del individuo, consigo mismo, con su familia, su comunidad, la naturaleza y el cosmos. Será obligación del Estado promover el uso y la preservación de las prácticas, conocimientos y saberes ancestrales y, la transferencia intergeneracional de los mismos en las comunidades, pueblos y nacionalidades.” 

En el Art 264, de Medicina y práctica de salud alternativa y complementaria,

“La medicina y práctica de salud alternativa y complementaria es el conjunto de conocimientos, métodos, técnicas y sistemas, que se fundamentan en una visión del mundo o cosmovisión diferente al modelo médico convencional y están orientadas a equilibrar el organismo en sus aspectos, físico, mental y espiritual. La medicina y práctica de salud alternativa se puede utilizar como una opción terapéutica a la medicina alopática. La medicina y práctica de salud complementaria pueden ser utilizadas de manera interrelacionada para contribuir, con sus esfuerzos terapéuticos, con la medicina alopática. Los profesionales, técnicos y tecnólogos en salud podrán ejercer las medicinas alternativas y complementarias, de acuerdo a su nivel de formación. En caso de que los profesionales de la salud cuenten con títulos de especialidad, estos deberán cumplir los requisitos establecidos en la ley que regule la materia de educación superior, para su inscripción”.

CONCLUSIONES

Si desea tener en sus manos hongos de psilocibina, hay varias opciones. Puede averiguar si puede cultivar legalmente hongos de psilocibina en su país. Quizás pueda recoger setas de psilocibina silvestres y guardarlas para uso personal. O puede viajar a algún lugar con una política de drogas más sensata.

A pesar de las fuertes restricciones de acceso a estos hongos curativos, todavía es posible encontrarlos. A medida que aumenta la evidencia de los beneficios curativos de la psilocibina, esperamos que más países relajen sus posturas prohibitivas.

Hasta entonces, obedezca las leyes de su país, haga campaña por el cambio y, si es necesario, ¡tome un retiro seguro y productivo de setas.. o dos!

Nota importante:  este es un documento en constante evolución…