La investigación publicada en Scientific Reports calificó las drogas recreativas según su toxicidad, y ninguno de nosotros parpadeó cuando vimos que el cannabis se encontraba al final de la lista. Pero tal vez algunas cejas se levantaron cuando el informe otorgó al alcohol el primer lugar en el concurso “¿Quién puede causar más estragos en el cuerpo humano?”

De hecho, los investigadores clasificaron el cannabis como 114 veces menos letal que el alcohol al utilizar el enfoque del margen de exposición, un modo de medición que analiza la proporción de una sustancia entre el umbral toxicológico y la ingesta humana estimada. El alcohol, junto con la heroína, el tabaco y la cocaína, cayeron en la categoría de “alto riesgo”, mientras que el éxtasis y la metanfetamina fueron calificados como de “riesgo medio”. Estos hallazgos refuerzan los datos anteriores que clasificaron las drogas recreativas de manera similar utilizando diferentes métodos de medición.

Compare esta clasificación con la lista de sustancias controladas de los Estados Unidos y notará algunas discrepancias exasperantes. El cannabis se coloca en la categoría más restrictiva junto con el éxtasis y la heroína, donde se considera que estas drogas no tienen valor terapéutico y tienen un perfil de alto riesgo. El Anexo II es donde encontrará cocaína, metanfetamina y analgésicos opiáceos; estos medicamentos tienen “aplicaciones medicinales aceptadas”, pero aún tienen un alto potencial de abuso.

Mientras tanto, no encontrarás rastro de alcohol o tabaco en esta lista. No se ve por ningún lado.

Tenemos la prueba empírica de que el cannabis es menos peligroso que el alcohol, el tabaco y la mayoría de las sustancias restringidas. Existe un cuerpo de evidencia cada vez mayor que respalda sus beneficios medicinales en el TEPT, la epilepsia, la enfermedad de Crohn, la ansiedad, la depresión, el dolor, las náuseas y muchos otros síntomas y afecciones. No solo eso, científicos, pediatras y congresistas han pedido la reprogramación del cannabis. El apoyo a la legalización del cannabis crece día a día, y ciertamente hay motivos para creer que la reforma llegará con el tiempo.