La psilocibina es el compuesto más conocido que se encuentra en los hongos psicodélicos (también conocidos como hongos psilocibina o hongos mágicos). Es una triptamina sustituida y profármaco de psilocina, y el compuesto responsable de provocar efectos psicodélicos. La psilocibina es un análogo químico del neurotransmisor serotonina. Ocurre naturalmente varias especies de hongos mágicos junto con psilocina y otros compuestos. La psilocibina y la psilocina fueron sintetizadas por primera vez por Albert Hofmann y su equipo de investigación, incluido Franz Troxler, en 1959.

Hay varias moléculas psicoactivas en los hongos mágicos. La psilocibina se cita con mayor frecuencia como “el” componente activo de los hongos mágicos. Sin embargo, este es un error común. Técnicamente, la psilocibina es un profármaco de la psilocina. Cuando se consume, la psilocibina se metaboliza rápidamente en psilocina. Los datos de los estudios de unión al receptor muestran que la psilocina es el componente psicoactivo bioactivo primario en función de su afinidad de unión al receptor de serotonina 5-HT 2A (Tabla 1). Los hongos mágicos contienen naturalmente algo de psilocina, pero solo se encuentra en cantidades mínimas.

Tabla 1: Afinidades de unión de la psilocibina y la psilocina en los receptores de serotonina. 

ReceptorPsilocibina K i (nM)Psilocina K i (nM)Especies
5-HT 1A> 10,00049,0humano
5-HT 1B> 10,000219,6humano
5-HT 1D2,11936,4humano
5-HT 1E194,852,2humano
5-HT 2A> 10,000107,2humano
5-HT 2B98,74.6humano
5-HT 2C> 10,00097,3rata
5-HT 3> 10,000> 10,000humano
5-HT 56.181,083,7humano
5-HT 6413,557,0humano
5-HT 7597,93,5humano

Varios géneros de hongos mágicos contienen psilocibina y psilocina, incluidos  Inocybe, Conocybe, Panaeolus, Gymnopilus y Pluteus.  Sin embargo, la psilocina no es el único derivado de la psilocibina en los hongos mágicos. Otros incluyen norpsilocina, baeocistina, norbaeocistina y aeruginascina. Los derivados y las cantidades presentes varían en diferentes partes del hongo. También varían entre especies e incluso dentro de lotes de la misma especie.  Debido a su estrecha relación metabólica, la psilocibina y la psilocina a menudo se analizan juntas.

La química de la psilocibina

La psilocibina y la psilocina son alcaloides de triptamina y análogos estructurales del neurotransmisor serotonina (Figura 2). La serotonina se conoce como la “molécula de la felicidad” o la “ molécula de la confianza ” porque produce sentimientos de bienestar cuando se une a receptores específicos de serotonina. Los receptores de serotonina en el cerebro son los principales objetivos de los compuestos de hongos mágicos. Pero a pesar de que los compuestos de hongos mágicos se unen al mismo receptor de serotonina, causan efectos diferentes a los de la serotonina. Entonces, la ‘magia’ se debe, al menos en parte, a diferentes moléculas = diferentes medicamentos con diferentes propiedades de unión.

Figura 1: Estructura química de dos componentes de los hongos mágicos (psilocibina y psilocina). Otros incluyen norpsilocina, baeocistina, norbaeocistina y aeruginascina.

Como muestran las estructuras químicas de la Figura 1, la psilocibina y la psilocina se diferencian entre sí en la posición 4 y tienen un grupo fosfato e hidroxilo, respectivamente. 

Como análogos estructurales de la serotonina, ambos compuestos se diferencian de la serotonina por tener dos grupos metilo en el grupo amina del carbono 3. Además, los grupos sustituyentes en el anillo bencilo de la psilocibina y la psilocina están en la posición 4, mientras que el grupo hidroxilo de la serotonina está en la posición 4. posición 5.

Figura 2: La estructura química del neurotransmisor serotonina.

La farmacología de la psilocibina

La psilocibina es un profármaco de la psilocina. Esto significa que el profármaco psilocibina sufre cambios en el cuerpo que lo convierten en la forma activa, psilocina. Específicamente, un proceso químico llamado desfosforilación elimina el grupo fosfato en la psilocibina, creando psilocina.

La desfosforilación de la psilocibina se produce de dos formas en distintas zonas del cuerpo. 

  • El ambiente ácido en el estómago es un ambiente favorable para la rápida desfosforilación de la psilocibina.
  • Enzimas como la fosfatasa alcalina y otras esterasas inespecíficas desfosforilan la psilocibina en los intestinos, los riñones y la sangre.

El grupo fosfato de la psilocibina en la Figura 1 es muy polar. Esta polaridad junto con el grupo amina cargado positivamente hace que la molécula sea bipolar y más soluble en agua que la psilocina. Sin el grupo fosfato, la psilocina se vuelve más soluble en lípidos que la psilocibina, lo que la hace disponible metabólicamente en el cuerpo y se absorbe más fácilmente en los intestinos.

En este punto, la psilocina se distribuye por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo. Al ser liposoluble, la psilocina atraviesa la barrera hematoencefálica y provoca sus efectos. Los investigadores pueden detectar psilocibina y psilocina en el plasma sanguíneo humano 20 a 40 minutos después de la administración oral de psilocibina. Encuentran niveles máximos en sangre 80-105 minutos después de la administración.

Aproximadamente el 80% de la psilocibina metabolizada se excreta en la orina como un compuesto llamado psilocina -O-glucurónido (Figura 3). La psilocina y psilocibina (sólo el 3-10%) se excretan en la orina, principalmente en forma conjugada con ácido glucorónico.

Las aplicaciones y el potencial de la psilocibina

Fuera del cuerpo, la psilocina es una molécula inestable y de corta duración. Por lo tanto, las aplicaciones que involucran el uso de psilocina se logran mediante la administración de su precursor, la psilocibina.

La psilocibina se está estudiando en salud mental a través de lo que se denomina terapia asistida por psilocibina. Las terapias que usan psilocibina sintética sola y solo hongos mágicos secos han atraído la atención como agentes terapéuticos potenciales.

Los estudios que utilizan terapia sintética asistida por psilocibina han encontrado:

  • La psilocibina es segura y eficaz para tratar la depresión resistente al tratamiento (TRD).
  • La psilocibina funciona para tratar la TRD al revivir la capacidad de respuesta emocional en la amígdala.
  • La psilocibina produce cambios duraderos en las actitudes y creencias, incluida una mayor relación con la naturaleza y una disminución de las opiniones políticas autoritarias.
  • La calidad de la experiencia psicodélica al usar psilocibina es esencial para cambios positivos a largo plazo en la salud mental.

Los resultados de estos estudios han sido tan alentadores que la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) ha otorgado una designación de terapia innovadora a la psilocibina para su uso en TRD. Otros estudios que demuestran las aplicaciones terapéuticas de la psilocibina sintética incluyen:

  • Una sola dosis de psilocibina es eficaz para proporcionar efectos antidepresivos y ansiolíticos “rápidos, robustos y duraderos” en pacientes con cáncer potencialmente mortal.
  • La psilocibina puede ser un complemento importante para el tratamiento de la adicción al tabaco. 
  • La psilocibina puede ser útil para tratar la dependencia del alcohol.

Los psicoterapeutas Tom y Sheri Eckert fundaron la Sociedad de Psilocibina de Oregón (OPS) para abogar por la legalización del uso de setas de psilocibina secas en terapia. Sus esfuerzos se centran en la Iniciativa de servicio de psilocibina (PSI2020). Esta petición de votación permite los servicios de hongos de psilocibina en todo Oregon, incluida la terapia asistida por hongos de psilocibina. Si los votantes de Oregón lo aprueban, este esfuerzo también reducirá las sanciones penales por posesión de hongos de psilocibina en Oregón a una infracción.

Datos de dosis

Dosis (mg / kg)AdministraciónEspecies
LD 50275IntravenosoRatón
LD 50420IntraperiotonealRatón
LD 5012,5IntravenosoConejo
LD 50280IntravenosoRata
TD LO0,060OralHumano
TD LO0,037IntraperiotonealHumano

Datos de afinidad de enlace de receptor

ReceptorK yo (nM)Especies
5-HT 1A> 10000Humano
5-HT 1B> 10000Humano
5-HT 1A2119Humano
5-HT 1E194,8Humano
5-HT 2B> 10000Humano
5-HT 2B98,7Humano
D 1> 10000Humano
D 2> 10000Rata
D 3> 10000Rata
D 4> 10000Rata
D 5> 10000Rata

IDENTIFICACIÓN DE COMPUESTOS

NOMBRESpsilocibina, indocibina, 4-PO-DMT
NOMBRE IUPAC[3- [2- (dimetilamino) etil] -1H-indol-4-il] dihidrogenofosfato

PROPIEDADES FÍSICAS

PESO MOLECULAR284,252 g / mol
PUNTO DE FUSIÓN220-228 ° C
APARIENCIApolvo cristalino blanco
pH5,2 en metanol acuoso

REFERENCIAS

  1. Hofmann A, Heim R, Brack A y col. Psilocibina y psilocina, psicótropo zwei Wirkstoffe aus mexikanischen Rauschpilzen. Helvetica Chimica Acta. 1959; 42 (5): 1557-1572. doi: 10.1002 / hlca.19590420518
  2. Base de datos PDSP – UNC. Base de datos PDSP. https://pdsp.unc.edu/databases/pdsp.php .
  3. Stamets P, Weil A. Setas de psilocibina del mundo: una guía de identificación. Primera edición. Berkeley, California: Prensa de diez velocidades; 1996.
  4. Horita A, Weber LJ. Desfosforilación de psilocibina a psilocina por fosfatasa alcalina. Actas de la Sociedad de Biología y Medicina Experimentales. 1961; 106 (1): 32-34. doi: 10.3181 / 00379727-106-26228
  5. Hasler F, Bourquin D, Brenneisen R, Bär T, Vollenweider FX. Determinación de psilocina y ácido 4-hidroxiindol-3-acético en plasma por HPLC-ECD y perfiles farmacocinéticos de psilocibina oral e intravenosa en el hombre. Pharmaceutica Acta Helvetiae. 1997; 72 (3): 175-184. doi: 10.1016 / S0031-6865 (97) 00014-9
  6. Horita A, Weber LJ. Desfosforilación de psilocibina en el ratón intacto. Toxicología y Farmacología Aplicada. 1962; 4 (6): 730-737. doi: 10.1016 / 0041-008X (62) 90102-3
  7. Ballesteros S, Ramon MF, Iturralde MJ, Martinez-Arrieta R. Fuentes naturales de drogas de abuso: Hongos mágicos. En: Cole SM, ed. Nueva investigación sobre drogas ilícitas. Nueva York: Nova Science Publishers, Inc .; 2006.
  8. Passie T, Seifert J, Schneider U, Emrich HM. La farmacología de la psilocibina. Biología de las adicciones. 2002; 7 (4): 357-364. doi: 10.1080 / 1355621021000005937
  9. Grieshaber AF, Moore KA, Levine B. La detección de psilocina en orina humana. JFS. 2001; 46 (3): 627-630. doi: 10.1520 / JFS15014J
  10. Sticht G, Käferstein H. Detección de psilocina en fluidos corporales. Internacional de Ciencias Forenses. 2000; 113 (1): 403-407. doi: 10.1016 / S0379-0738 (00) 00213-9
  11. Hasler F, Bourquin D, Brenneisen R, Vollenweider FX. Perfiles de excreción renal de psilocina después de la administración oral de psilocibina: un estudio controlado en el hombre. Revista de análisis farmacéutico y biomédico. 2002; 30 (2): 331-339. doi: 10.1016 / S0731-7085 (02) 00278-9
  12. Dinis-Oliveira RJ. Metabolismo de la psilocibina y la psilocina: relevancia toxicológica clínica y forense. Reseñas de metabolismo de fármacos. 2017; 49 (1): 84-91. doi: 10.1080 / 03602532.2016.1278228
  13. Carhart-Harris RL, Bolstridge M, Rucker J y col. Psilocibina con apoyo psicológico para la depresión resistente al tratamiento: un estudio de viabilidad de etiqueta abierta. The Lancet Psychiatry. 2016; 3 (7): 619-627. doi: 10.1016 / S2215-0366 (16) 30065-7
  14. Roseman L, Demetriou L, Wall MB, Nutt DJ, Carhart-Harris RL. Aumento de las respuestas de la amígdala a los rostros emocionales después de la psilocibina para la depresión resistente al tratamiento. Neurofarmacología. 2018; 142: 263-269. doi: 10.1016 / j.neuropharm.2017.12.041
  15. Lyons T, Carhart-Harris RL. Aumento de la relación con la naturaleza y disminución de las opiniones políticas autoritarias después de la psilocibina para la depresión resistente al tratamiento. J Psychopharmacol. 2018; 32 (7): 811-819. doi: 10.1177 / 0269881117748902
  16. Roseman L, Nutt DJ, Carhart-Harris RL. La calidad de la experiencia psicodélica aguda predice la eficacia terapéutica de la psilocibina para la depresión resistente al tratamiento. Front Pharmacol. 2018; 8. doi: 10.3389 / fphar.2017.00974
  17. Ross S, Bossis A, Guss J y col. Reducción rápida y sostenida de los síntomas después del tratamiento con psilocibina para la ansiedad y la depresión en pacientes con cáncer potencialmente mortal: un ensayo controlado aleatorio. Revista de psicofarmacología. 2016; 30 (12): 1165-1180. doi: 10.1177 / 0269881116675512
  18. Griffiths RR, Johnson MW, Carducci MA, et al. La psilocibina produce una disminución sustancial y sostenida de la depresión y la ansiedad en pacientes con cáncer potencialmente mortal: un ensayo aleatorizado doble ciego. J Psychopharmacol. 2016; 30 (12): 1181-1197. doi: 10.1177 / 0269881116675513
  19. Johnson MW, García-Romeu A, Cosimano MP, Griffiths RR. Estudio piloto del agonista 5-HT2AR psilocibina en el tratamiento de la adicción al tabaco. J Psychopharmacol. 2014; 28 (11): 983-992. doi: 10.1177 / 0269881114548296
  20. Bogenschutz MP, Podrebarac SK, Duane JH, et al. Interpretaciones clínicas de la experiencia del paciente en un ensayo de psicoterapia asistida por psilocibina para el trastorno por consumo de alcohol. Front Pharmacol. 2018; 9. doi: 10.3389 / fphar.2018.00100
  21. Psilocibina. Base de datos de química abierta PubChem. https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/10624 .
  22. Horibe M. Estudios farmacológicos de alucinógenos. Informe 3. II. Los estudios farmacológicos de influencia de la psilocibina en el sistema nervioso central. Nihon yakurigaku zasshi Folia pharmaologica Japonica. 1968; 64 (2): 159.
  23. Usdin E, Efron DH. Fármacos psicotrópicos y compuestos relacionados. 2ª ed. Washington, DC: Instituto Nacional de Salud Mental; 1972.
  24. Hollister LE, Prusmack JJ, Paulsen A, Rosenquist N.Comparación de tres fármacos psicotrópicos (psilocibina, JB-329 e IT-290) en sujetos voluntarios. J Nerv Ment Dis. 1960; 131: 428-434. doi: 10.1097 / 00005053-196011000-00007